6 de noviembre de 2007

La revolución Rusa y el asesinato de Nicolás II.

Hacia comienzos del siglo XX, el zar Nicolás II gobernaba en Rusia y su poder era absoluto. La gran mayoría de la población vivía en total miseria, en un marco de crisis social y económica. Como si fuera poco, la guerra que mantuvo con Japón entre 1904 y 1905, de la cual Rusia resultó derrotada, trajo consigo más penurias, de las cuales el pueblo fue la principal víctima.

La doctrina comunista había calado hondo en los sectores más opuestos a la política del zar y el Partido Obrero Socialdemócrata se dividió en mencheviques y bolcheviques, que eran los más radicales. Su líder, Vladimir Lenin.

Las manifestaciones de protesta no se hicieron esperar, y en un marco de caos y descontrol, la Guardia Imperial masacró a un grupo numeroso de manifestantes. Así, en marzo de 1917 estalló la revolución y Nicolás II abdicó su cargo en manos de un gobierno provisional y varios consejos, llamados Sóviets. Pero aún así, con el zar fuera del poder, las diferencias entre las dos formas de gobierno surgieron.

El 4 de julio de 1918 se dio el avance de las legiones checoslovacas hacia la ciudad. Se temió que, si estas tropas vencían, restauraran el gobierno zarista por lo cual se ordenó, el 14 de julio, la ejecución de toda la familia, incluídos su esposa e hijos. Algunos incluso, agregan que también ejecutaron al perro del niño y al médico de la familia.

El poder pasó a los sóviets. El presidente del primer gobierno comunista fue Lenin, quien firmó la paz con los enemigos de Rusia de la Primera Guerra Mundial y devolvió las tierras al campesinado.

Lenin murió en 1924, cuatro años despúes del estallido de la guerra civil, que enfrentó a los ejércitos Rojo (comunistas) y Blanco (opositores), y de la cual los rojos resultaron vencedores. Los seguidores de Lenin, con Yosef Stalin y León Trotski a la cabeza, se disputaron el poder.

Los territorios rusos pasaron a llamarse Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y en 1929 Stalin pasó a ser el máximo dirigente del país, eliminando a todos sus opositores.

4 comentarios:

zUb dijo...

Solo aclarar que en la guerra civil rusa, los blancos no eran los unicos contra los cuales luchaba el ejercito rojo, entre sus enemigos estaban las ya mencionadas legiones checoeslovacas, las tropas aliadas en el sur, algunos generales zaristas y demas tropas extranjeras en siberia. La falta de union de estos ejercitos posibilitó la victoria final del inferior ejercito rojo. Saludos.

jorge dijo...

Sin disculpar la inhumana acción de los bolcheviques, debemos reconocer que Nicolás, desde su ascenso al trono, no estuvo a la altura de su investidura. Es cierto que heredó de su padre una difícil situación, pero no tuvo los recursos ni la personalidad requeridas para revertirla.

Saludos

pelu y conejo dijo...

hola, muy bueno tu blog, de aca voy a poder sacar mucha informacion para un trabajo,
buena info, chau

Anónimo dijo...

que resalta la imporancia de Stalin??
asi como que hizo importante en la revolucion rusa aparte de ser diriente del pais?