25 de noviembre de 2007

Occidente no sería el mismo.

Si el resultado de las guerras médicas hubiera sido otro, posiblemente Europa y el mundo occidental no serían lo que son en el presente. Tal es la teoría que mantienen muchos historiadores al respecto.

Entre el 499 y el 494 aC. se produjo la rebelión de las colonias griegas de Asia Menor hacia el pueblo de los medos, emparentados con los persas. Cuando dicha revuelta fue aplacada, el rey persa Darío I decidió castigar a las ciudades de Grecia por haber prestado ayuda a las colonias. Así, se enfrentaron en el 490 en Maratón, donde los persas doblaban en número al ejército de hoplitas griegos. Sin embargo, en la batalla los griegos repelieron con éxito al invasor, logrando una victoria aplastante.

Pero diez años después, la venganza persa estaba lista. Comandados por Jerjes, el hijo de Darío, el ejército persa constaba - aproximadamente - con trescientos mil efectivos y una inmensa flota. Temerosos de esto, algunas ciudades-estado griegas, se sometieron al invasor.

No así los espartanos, que se ubicaron en la primer línea de defensa: el paso de las Termópilas, estrecho paso obligado para acceder al corazón de Grecia. Inmortalizada en la película 300, la batalla de las Termópilas se decidió en favor de los persas. Sin embargo los espartanos - capitaneados por Leónidas - a lo largo de tres días, provocaron miles de bajas en el ejército asiático.

Ese mismo año (480 aC.) los ejércitos griegos vencieron a la flota naval de Jerjes en la batalla de Salamina. Y al año siguiente, lo mismo ocurrió en la llanura de Platea, donde los griegos comandados por el espartano Pausanias, aniquilaron a las huestes persas que se retiraron definitivamente. Cincuenta años después, el poderío logrado por Atenas y Esparta los llevaría al enfrentamineto en la Guerra del Peloponeso, donde triunfaría Esparta.

Las batallas de Maratón, Termópilas, Salamina y Platea quedaron grabadas en la historia como sinónimo del triunfo de la libertad contra la opresión. Sin ese resultado, con el Imperio Persa ingresando a Europa, posiblemente la cultura occidental sería otra.


Fuentes: revista Historia National Geographic - número 24.

3 comentarios:

zUb dijo...

Hola, unas especificaciones, no creo que 300 haya inmortalizado a la Batalla de Termopilas, es mas nisiquiera se rige historicamente a ella, ha habido otras peliculas que, si bien no tan publicitadas en su epoca, contribuyeron a darle un matiz más legendario. Ademas la consecuenica mas importante de esa batalla no fueron las bajas persas (de todas formas fueron una pequeña fraccion del total del ejercito persa) sino el de retrasarle y darle tiempo a los atenienses para que se reorganizaran y abandonaran su ciudad. Otro dato es que si en Termopilas fueron derrotados los espartanos, en Salamina vencieron los atenienses (Grecia no era una entidad ni politica ni militar, aún). Finalmente te faltó mencionar al comnbate de cabo Micale (ahí fue aplastada definitivamente lo que quedaba de la flota persa) y tambien, de modo curioso, habría que decir que en la guerra del Peloponeso Esparta venció porque tenía la ayuda inagotable de los recursos de Persia y que finalmente años despues la diplomacia y el oro persa consiguió lo que sus armas no pudieron, lástima que el imperio ya estaba, interiormente, herido de muerte.

Saludos.

niklaüss dijo...

Gracias Zub, pero no ahondé en la Guerra del Peloponeso porque el post trata de las Guerras Médicas.

Saludos!

zUb dijo...

Si, entiendo, solo que siempre me resulto muy curioso y divertido ese tipo de intercambio de alianzas, bastante interesante sin duda.
Saludos.