16 de septiembre de 2008

Por Bolivia, Latinoamérica y por la paz.

Lo que está sucediendo en Bolivia no deja de afectarnos como latinoamericanos. Se está derramando la sangre inocente de campesinos y trabajadores. Muchas voces se han alzado, culpando al capitalismo imperialista impuesto por EE.UU., mientras que otras lo han hecho en contra del proyecto indígena del presidente Evo Morales.

En mi opinión, en estos casos se tiende a confundir el apoyo a una causa prolatinoamericana con abrazar tendencas socialistas o hasta de extrema izquierda. Ni uno ni lo otro. Yo no soy socialista, pero no por eso estoy de acuerdo en que el capitalismo imperialista ande dando vueltas por estas tierras con intenciones colonialistas.

Incluso me han llegado a decir que, como por mis venas corre sangre europea -belga, italiana, irlandesa- no debo opinar o emitir juicios sobre conflictos americanistas... allá ellos, los dueños de semejante juicio!

Lo más importante de todo esto, es que haya paz y justicia. Por Bolivia y por América Latina, nuestro suelo.

4 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Lo mas triste de todo como bien dices en tu entrada, el perjudicado siempre es el pueblo y eso sigue siendo lastimoso.
Seguiré visitando tu espacio.
Un abrazo

niklaüss dijo...

Jan, muchas gracias. Y sí, siempre eso es lo más triste: el pueblo, la gente inocente.
Yo también visitaré tu espacio lleno de fotografías.

Unm abrazo!

Carlos dijo...

Niko: Coincido con Jan, es muy triste. Y también coincido con vos, en que necesitamos (todos los latinoamericanos) paz, justicia, dignidad, trabajo, y como me comentó alguien en el blog, respeto por los Derechos Humanos. Un abrazo grande.

Profanomedievo dijo...

O problema dos opositores de Evo Morales é ter perdido o poder depois de séculos de monopólio da elite branca.