11 de agosto de 2009

De logias y otras costumbres masónicas.

En el año 1797, Francisco de Miranda fundó en Londres la Logia de los Caballeros Racionales. Este fue el puntapié inicial para que, en 1811 y en la ciudad española de Cádiz, se fundara la primera filial, la Logia Lautaro. Su nombre se debe al gran jefe mapuche Lautaro, quien presentó una resistencia feroz a la dominación española en el siglo XVI.

El principal objetivo de ésta logia de carácter masónica fue el logro de la independencia americana, a través de un sistema republicano unitario y un gobierno unipersonal. Podríamos afirmar que sus objetivos no eran sólo filantrópicos, sino también de corte netamente revolucionario.

El libertador José de San Martín fue miembro de esta logia masónica. Esto ha generado gran controversia ya que algunos historiadores, en favor del catolicismo, niegan rotundamente su pertenencia a dicha logia. Sin embargo muchos otros comprobaron que el general fue iniciado masón en la Logia Integridad de Cádiz y de allí pasó a la Logia Caballeros Racionales Nº3.

El historiador masón Albert Gallatin Mackey afirma que la logia se componía de dos cámaras: la azul, compuesta por los tres primeros grados, y la roja, compuesta por los dos siguientes. Esta cámara sería llamada Gran Logia de Buenos Aires por San Martín, y fue la que finalmente actuaría en política, prescindiendo de la Lautaro.

Además de Francisco de Miranda y José de San Martín, integraban la logia hombres como Simón Bolívar, Bernardo O'Higgins, Carlos Alvear, Bernardo Monteagudo y Francisco Isnardi, este último italiano y amigo de Miranda.

Muchas veces las logias han sido atacadas ciegamente por su carácter masónico, generando voces en ambas veredas. Hay quienes las denostan, por creer que son organismos antireligiosos, y otros que las aclaman, justamente por ser anticlericales, pero no antireligiosas. Aún hoy, mantienen un estricto acatamiento a las reglas. Por ejemplo, sus miembros son aceptados sólo si son recomendados por otros dos masones. Además, un masón puede afirmar públicamente su condición, pero no puede develar lo mismo de un tercero. Muchos de los presidentes argentinos han sido masones y, según se afirma, todos sus pares norteamericanos también, a excepción de John Kennedy.

4 comentarios:

Gaviota dijo...

Realmente interesante tu post!
Según lo que yo sé es cierto lo delos presidentes norteamericanos, incluso se dice que Benito Juárez (predidente de México)también lo fue.

Cayetano dijo...

Hubo mucha gente ilustre que perteneció a la masonería.
Aquí en España se cuenta que el dictador Franco, mucho antes de tener el poder, quiso entrar en más de una ocasión en un logia masónica y que fue siempre rechazado. Es sabido que en su familia hubo más de un miembro, uno de ellos su hermano Ramón.
Tras la guerra y el triunfo del bando fascista, Franco, quizás resentido contra las logias, emprendió su particular cruzada echando la culpa de todos los males que aquejaban a España a la masonería, al comunismo y a la conjura internacional. Según algunos sería una manera de concretar y culpabilizar a los enemigos de España. Según otros era puro resentimiento y venganza hacia los que le negaron la entrada.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Ah!, la Masonería, que es lo que le sucede hoy en día con ella, que casi ni protagonismo tiene en la actualidad y sin embargo, mucha de la historia América y de los avances en política se lo debemos a estos ilustres hijos del Gran Arquitecto.
Saludos


Zorro

EL LIBREPENSADOR dijo...

Hola!!


La redacción del diario online El Librepensador (www.ellibrepensador.com), dada la calidad, profundidad e interés que presentan los artículos de tu blog, te propone ser columnista. Te comento:

1.- El ánimo de lucro no es lo que nos mueve, ver Principios y Valores, Misión y Visión, sino la libertad de prensa, de opinión, y difundir los contenidos vetados en otros medios, que solo atienden a las notas de prensa u opiniones de los grandes, del poder, del dinero... Pero es cierto que para poder avanzar, y crecer, es necesario tener mentalidad empresarial, y por ello se constituye una empresa cuyos medios de financiación principal no son El Librepensador...

2.- Los colaboradores, son más de doscientos, aunque en el listado solo aparecen los que llevan un mínimo de colaboraciones acreditadas con nosotros.

3.- Se es libre de escribir lo que se prefiera, de la temática que guste, con la periodicidad que crea conveniente... e incluso duplicar lo que escriba en tu blog.

4.- En su perfil, al registrarse, aparecerá su foto, su biografía, y el enlace a su blog/web personal/profesional... Puede subirla usted mismo o facilitarnos esa información para que le registremos, y le colguemos dichos datos y foto, si lo desea.

Nosotros solo le daremos más visibilidad si cabe, y ganaremos en contenido de calidad con sus escritos, mientras usted ganará en mayor prestigio y renombre. Un ganar-ganar ambos. Pero los derechos de autor son suyos, y solo suyos.

5.- Al registrarse podrás optar por subir usted mismo los artículos, o por remitirlos vía mail a info@ellibrepensador.com o redaccion@ellibrepensador.com y nosotros los colgaremos. Usted decide el sistema que le resulte más cómodo.


Un saludo cordial.