22 de mayo de 2007

Etimología de los nombres.
En general los nombres de sitios geográficos derivan del lenguaje de los lugareños, o de la ocurrencia del maldito conquistador de turno que subyugó dicha región. Pero hay muy pocos casos en los que el nombre es producto de un mal entendido.


La península de Yucatán, en México, se llama así porque los españoles le preguntaron a los Mayas dónde estaban. Los mayas les contestaron en su lengua Yectetán. Entonces, los europeos llamaron así a esa tierra. Hasta ahí, no hay nada interesante, a no ser que sepamos que los mayas en verdad les habían contestado: No entendemos que nos dicen!

Algo parecido pasó en Australia, pero referido al nombre de un animal muy característico de esa gran isla. Los conquistadores ingleses del capitán Cook al ver un canguro (animal hiperdesconocido para el mundo europeo) les preguntaron a los aborígenes qué animal era ese. Ellos respondieron "Kangaroo", que en su lengua quería decir: no les entendemos!

5 comentarios:

Meteoro dijo...

Bienvenido a la blogósfera, amigo Bouvet.
Enhorabuena por compartir con nosotros sus hallazgos y conocimientos.
Seguiremos de cerca su cuaderno virtual para aprender juntos.

Anónimo dijo...

La verdad me parece muy interesante lo que estas haciendo, ojala y sigas adelante con este proyecto, gracias por tomarte el tiempo de compartirlo con nosotros, que desgraciadamente por lo general nos encontramos sumidos en una vida que nos lleva por delante y no nos hacemos el tiempo para apreciar las cosas que realmente valen la pena saber!
gracias otra vez! Belen D

Sebastian dijo...

Felicitaciones por la iniciativa, y la temática que proponés, que aspira a ser amplia e interesante.
:)

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el blog, muy curioso Nico, segui adelante.Eso si ponele loading.
Slds Martokk ;)

Tomas dijo...

jajaa!!!! muy bueno!