26 de agosto de 2007

La mala interpretación de la esvástica.
He elaborado este artículo sin la intención de ofender a ninguna persona, de la manera más objetiva posible.

En sánscrito - lenguaje sagrado para el hinduismo, budismo y jainismo - la suastika, o esvástica es un monograma generado por la unión de dos letras: su y astí. Su significado literal es referido a una situación
"muy auspiciosa, de buena suerte". Podemos observar este símbolo en toda la iconografía y el arte de esas religiones.

Dentro del hinduismo, si se la plasma en el sentido de la agujas del reloj, nos representa la evolución del universo (el dios creador Brahmâ). Por el contrario, si es plasmada en sentido antihorario, podemos entenderlo como la involución del universo (el dios destructor Siva).

En el budismo, simboliza el todo y la eternidad. Se las puede apreciar sobre el pecho de algunas estatuas de Buda y, como dato curioso, en los cuellos de la ropa de los niños chinos, como protección contra los malos espíritus. Los 4 elementos básicos del mundo (aire, agua, tierra y fuego) también se encuentran representados en la esvástica.

Cómo llega un símbolo tan universal y sacro a ser utilizado por el nazismo?

Helena Blavatsky, estudiosa de todo lo referido al esoterismo y religiones del lejano oriente, cofundadora de la Sociedad Teosófica y hasta vidente, publicó numerosos trabajos en los que hacía referencia a las razas sobrevivientes del mundo. Entre las primeras figuraban los habitantes de los continentes perdidos de la Atlántida y Lemuria.

La quinta raza, la aria de la India, era el prototipo de invasores de raza blanca, de los cuales los nacionalistas alemanes (anteriores a los nazis) pretendían descender. En un momento social crucial, existían en la Alemania de fines del siglo XIX numerosos grupos volkisch, grupos nacionalistas de carácter ocultista, con rasgos místico-esotéricos.

Estos grupos, como la Sociedad Thule, al tener contacto con los trabajos de Blavatsky y pretender la descendencia aria, tomaron a la esvástica como representación de su raza madre. Influenciado por estas organizaciones, Adolf Hitler adoptó ese símbolo como marca de su régimen nacionalsocialista.

4 comentarios:

RC dijo...

Tu blog es atractivo, visual y variado, y sin duda, fundamentado. Gracias, de verdad. Lo he leído y me han dado muchas ganas de añadir cosas, de pensar, de saber más .... en fin, me ha estimulado. Yo me dedico a la innovación, y tengo fuerte tendencia a lo cultural, histórico y artístico. Quizás te intereses visitarme: www.robertocarballo.com . Un fuerte abrazo

Meteoro dijo...

Vamos niklauss! a sacarse la careta. Has elaborado este artículo ya sabemos para qué, jeje.

No, realmente muy interesante. Me alegro de que haya cada vez más comentarios y de tantos lados distintos.

Laura dijo...

Un post realmente interesante que más de un "jovencito malcriado" tendría que leer.
Un saludo.

Gonzalo Verbal Stockmeyer dijo...

Te puse como enlace en mi blog de historia, y ahora lo haré en apologética. Saludos.