20 de agosto de 2007

Rey por un día?
Durante la celebración del año nuevo en la antigua Babilonia (en el actual Irak) era costumbre que el monarca escogiera a un hombre para que éste reinara por un día. Al día siguiente, el verdadero rey recuperaba su trono y el escogido era sacrificado a los dioses.

El rey Erraimitti, posterior a la dinastía Isín, quién gobernó Babilonia entre los años 1869 y 1861 aC., fiel al festejo antes descripto, escogió a Enlilbani - obrero o jardinero de su corte - como rey por un día.

Sin embargo, el día de la celebración, el rey Erraimitti murió y Enlilbani permaneció en el trono desde 1861 hasta 1834 aC.

Las crónicas babilonias dicen que fue un buen monarca durante los veinticuatro años que duró su reinado.

2 comentarios:

Bradomino dijo...

Eso podría llamarse "Ir trasquilado y salir con lana"

Son Poemas dijo...

Era jardinero.
Interesante historia.
Gracias.

Saludos,

LR.