12 de septiembre de 2007

Guerra fría, pero entre Mayas.

Hacia el final del artículo "Los Mayas" de la revista National Geographic del pasado mes de agosto, cuyo autor es Guy Gugliotta, podemos saber que hacia el siglo V dC. las ciudades-estado mayas rivalizaban entre sí compitiendo no sólo arquitectónica y artísticamente, sino también en el ámbito militar. De todas ellas, la ciudad de Tikal sobresalía por todas las demás.

Sin embargo, ya en el siglo VI, el poderío de Tikal se vería amenazado por la ciudad-estado de Calakmul, dividiendo así al mundo maya y provocando una verdadera guerra fría entre las dos poderosas ciudades. Al contrario de las tensiones y hostilidades entre la ex URSS y EE.UU. en el siglo XX, la guerra fría maya terminó en una verdadera catástrofe, enmarcada en un presente de hambruna, excesivo crecimiento demográfico y sequía.

Aliada con el poderoso estado central de Teotihuacán, Tikal en el año 630 comenzó a reafirmar su presencia a lo largo de varias rutas comerciales que la ciudad de Calakmul dominaba. Tikal fundó un puesto de avanzada que luego fue tomando la forma de ciudad:
Dos Pilas.

En 658, la nueva ciudad se vio invadida por las fuerzas de Calakmul, que enviaron al exilio a su regente, Balaj Chan Kawiil. Sin embargo, éste volvió, pero como aliado de Calakmul. Los gobernantes de esa ciudad ordenaron a Balaj invadir Tikal y luchar contra su propio hermano,
Nuun Jol Chak.

En el año 679, invadieron la ciudad rival, y Balaj dio muerte a su hermano Nuun. De esta manera la otrora tikalense Dos Pilas, pasó a manos de
Calakmul.

Así y todo, Tikal en sólo 20 años pudo recuperarse e invadir y derrotar al estado de Calakmul. Esta última nunca pudo recuperarse, pero Tikal nunca volvió a tener el esplendor y dominio del que supo gozar.

Dos Pilas siguió guerreando contra Tikal, pero fue en el año 761 que se acabó su suerte. Antiguos aliados y vasallos conquistaron la ciudad, y estados más pequeños intentaron controlar un territorio en el que menguaban considerablemente los recursos. Finalmente, el Período Clásico Maya llegó a su triste fin.

Fuente: National Geographic Magazine - agosto 2007.