24 de diciembre de 2007

Papá Noel, el arbolito de navidad y los paganos.

Los mayores íconos navideños son, además del niño Jesús, Papá Noel (o Viejo Pascuero en algunos países latinoamericanos) y el pino o Arbol de Navidad. Ambas figuras tienen una larga tradición y la curiosidad es que están más emparentadas con antiguas tradiciones paganas que poco tienen que ver con su valor cristiano.

El obispo Nicolás, griego él, vivió en el siglo IV en Anatolia, actual Turquía. Luego de canonizado sus restos fueron trasladados a la basílica de Bari, en Italia, pasando a ser San Nicolás de Bari. La generosidad se le atribuye por varios motivos, que nos llegan a nosotros a través de cuentos y leyendas.

Una de éstas dice que durante un brote de peste, habría donado todos sus bienes a los necesitados. Otro cuento nos habla de un hombre pobre que no tenía dinero para casar a sus hijas. Nicolás habría entrado a su casa por la ventana - la chimenea sería poco versátil - y depositado oro dentro de las medias de las jóvenes, que estaban secándose al fuego.

El nombre Noel deriva de Nöel, que sería Nicolás y cuya procedencia es Europa del Norte. Y Santa Clauss viene de Sinterklaas, patrono de los holandeses en Nueva Amsterdam (futura Nueva York). Las dos figuras, el Santa Clauss americanizado y el Nöel europeo, se fundirían en una sola figura a la que luego se le agregaría su procedencia del polo norte, sus renos y su trineo.

También los nórdicos europeos celebraban el nacimiento de Frey (dios del sol y la fertilidad) en una fecha próxima a la navidad cristiana. Para llevar a cabo la festividad, adornaban un fresno con cintas. Este árbol representaba a Yggdrasil, que en la mitología nórdica simboliza al universo.

La leyenda nos dice que San Bonifacio, evangelizador de Alemania, para dar fin a esta fiesta pagana cortó el árbol y plantó un pino (nótese que, de hecho, utilizó el mismo objeto de adoración para despertar simpatía en los evangelizados bárbaros). Bonifacio utilizó manzanas y velas como adornos del pino para representar al pecado original y a la luz salvadora de Jesucristo. Estos elementos todavía se pueden ver en cualquier árbol navideño, en la forma de esferas y luces decorativas.

Finalmente, podemos decir que la forma triangular del pino representó de manera clara y pragmática, la santísima trinidad.

5 comentarios:

MarioFX dijo...

Excelentes tus posts, como de costumbre. Niklaüss, que pases felices fiestas y un buen 2008.

Saludos,
Mario Molina.

Galileus dijo...

Como siempre, tus post nos ilustran y "por eso y muchas cosas más"... de dejo un abrazo por Navidad, esperando hayas tenido una bonita Noche Buena en compañía de tus seres queridos, y que el 2008 te depare éxitos y que todos tus proyectos se concreten!!

Saludos desde Lima!

Galileus.

Laura dijo...

Muy bueno este post y además con espíritu navideño.
Te deseo lo mejor para el nuevo año.
Un saludo.

niklaüss dijo...

Gracias a todos por sus saludos. Igualmente para todos los lectores de Universo Babel!

Anónimo dijo...

Nico ahora que tengo tiempo puedo disfrutar de tu blog , pero no sé manejarme muy bien...Me encanco lo de San Nicolás...de bari.Te llegó lo que te escribí?. Sos un genio!.