31 de marzo de 2008

El martillo de Thor vs. la cruz.

Dentro de la tríada Freyr, Odín y Thor, este último fue el dios nórdico que más gozó de popularidad. Así como Odín era el dios de los sabios, magos y nobles, Thor era el preferido del campesinado.

Forjado por manos de sabios enanos, el martillo de Thor - Mjollnir - era un símbolo tan popular como su dueño. La maza acompañaba todas las etapas de la vida de un vikingo, desde su nacimiento hasta su funeral, pasando por el matrimonio y la producción de niños, de ahí su carácter de emblema de la fertilidad. En la eterna lucha entre los dioses de la antigua Escandinavia y los feroces gigantes, Thor y su martillo hacedor de truenos y relámpagos llevaron a cabo las defensas del palacio divino de Asgard y de todas las figuras sagradas del panteón germánico.

Entre los siglos X y XII, cuando el poderoso símbolo de la Cruz cristiana se afianzó en Europa del norte, el único símbolo que le presentó cierta competencia fue el martillo Mjollnir, al menos al principio del proceso evangelizador. De hecho, estos signos permitían reconocer los respectivos cultos de quienes los lucieran.

Como producto de numerosas excavaciones fueron halladas muchas piedras y tallas donde se puede apreciar la fusión de ambas figuras, en un claro ejemplo del sincretismo producto de la evangelización cristiana.

3 comentarios:

Carlos dijo...

Niklaüs, qué buena entrada. Estoy leyendo "Los vikingos" de Jonathan Clements. Supongo que lo leíste, y si no, te lo recomiendo.

Por otro lado, a propósito de tu entrada anterior (no hice el comentario en tiempo y forma por diversas cuestiones) me queda la curiosidad a propósito del uso de la palabra "Chaco". Para los aborígenes locales "Chacu" significaba "territorio o país de caza".

Te dejo un abrazo.

niklaüss dijo...

Carlos, gracias por los comentarios. Sí, el libro de Clements lo leí y es excelente. No ahonda en detalles banales, sino que se centra en cuestiones importantes: 100% recomendable. Si recordás mi entrada del porqué de la palabra Bluetooth, Clements sirvió de fuente.

Con respecto al vocablo Chaco, no hay ninguna referencia que mencione la existencia de ese vocable entre los Anasazi. Y eso es lo más extraño. Quizás los españoles hayan entendido esa palabra en estas tierras y luego lo aplicaron en tierra de los Anasazi, pero es sólo mi suposición.

GUARIPOLO dijo...

Excelentes datos. Lo de la cruz me deja pensando. Quizá por eso hasta en el presente existan formas tan extrañas de representar la cruz cristiana