28 de abril de 2008

Los bestiarios medievales.

Los Bestiarum se hicieron muy populares en las cortes medievales del siglo XII. Luego de ser sólo compendios ilustrados en los cuales se enumeraban animales y plantas, pasaron a tener una fuerte carga religiosa y moralizante, y así los bestiarios se convirtieron en enciclopedias no sólo de bestias reales sino también de seres míticos. De alguna manera, surgió la simbología que acompañaría a estos animales a lo largo de toda la historia de la literatura.

El primer volúmen del que se tienen noticias es un anónimo griego del siglo II o III cuyo nombre es Physiologus. El mismo poseía información de animales y bestias extraída de obras de la época. Aunque también los persas desarrollaron libros con fábulas de animales quiméricos e irreales.

Hacia la Edad Media, los bestiarios comenzaron a ser muy leídos y a ser tomados como obras de consulta, además de contener moralejas y parábolas cristianas. Muchos animales fueron tomados para representar el bien y el mal, siendo analogías tanto de Jesucristo - el pelícano y el ave fénix - como del Demonio - dragones, serpientes, arpías y basiliscos.

El gran escritor argentino Jorge Luis Borges, amante de la literatura medieval e inglesa, publicó un pequeño bestiario llamado El Libro de los Seres Imaginarios. En él, además de incluir animales y bestias del folklore conocido, incluyó seres imaginados y soñados por artistas y escritores.

4 comentarios:

meteoro dijo...

Nikklaus, no sé si estás al tanto pero mirá esto:
http://www.clarin.com/diario/2008/04/28/um/m-01661211.htm

a lo mejor escribís algo al respecto.

Abrazo grande, amigazo.

niklaüss dijo...

Muy buen descubrimiento y muchas gracias por el dato!

Slds!

Anónimo dijo...

Muy recomendable el libro de Borges, para leer varias veces.
:)

Sebas V.

Anónimo dijo...

OxjigigowooiicjoLooxj fc LOL