27 de abril de 2009

El Pucará de Tilcara.

Pucará significa, en lengua quechua, fortaleza. En el caso del Pucará de Tilcara, en la provincia de Jujuy, es de díficil acceso debido a coronar la cima de un cerro. Desde allí se pueden apreciar la Quebrada de Humahuaca, la de Huichairas y la de Huasamayo. La excelente ubicación permitía tener control, no sólo ante eventuales invasiones, sino también sobre la producción y el asentamiento poblacional.

Los indicios más antiguos de la región datan del 10.000 aC. Se trataba de pueblos cazadores-recolectores, que al tiempo comenzaron a domesticar animales y a desarrollar la agricultura. La ocupación masiva de los pucarás de la región terminó por consolidarse hacia el siglo X dC., aunque continuó durante el período incaico y hasta la llegada de los españoles. Dicho sea de paso, éstos lograron capturar - en 1594 - al curaca (cacique) de Tilcara, Viltipoco.

Las construcciones de Tilcara eran de piedra, con techos de barro y paja con tirantes de cardón, especies gigantes de cactus. Las construcciones se encontraban comunicadas por caminos, y en el pucará existían sectores determinados de viviendas, corrales para las llamas, un sector destinado a los cultos y la necrópolis. Hasta poseían un basurero, el que resulta sumamente rico hoy en día, para los estudios arqueológicos.

Finalmente, y tras la conquista española, los indígenas que conformaban estos pueblos fueron sometidos al régimen de encomienda. Residían en un lugar determinado y trabajaban por temporadas. Eso llevó a una drástica disminución de la población y al abandono de los pucarás.

Fuente: Folleto turístico publicado por la Universidad de Buenos Aires y distribuído en forma gratuita por el Museo de Tilcara.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, desconocia que habian ciudades incas en esa ciudad.

R.Torres

Josefina dijo...

Tilcara es un lugar donde uno puede quedarse muchos días y aún quedarle mucho por hacer ¿no? Hay muchas actividades para hacer especialmente las relacionadas al aire libre y los paseos, pero también muchas cultura esperando por ser descubierta.

Josefina - Hotel en Tilcara