10 de junio de 2007

Diestra y Siniestra.
El origen de la frase "... a diestra y siniestra" fue acuñada en la Edad Media y se refería a la usanza de los caballeros, a pie o a caballo, de matar enemigos hacia ambos lados: derecha e izquierda.

Del latín sinister, que significa izquierda, deriva la palabra siniestro. En la antigua Grecia, ya se hablaba de la dualidad del ser humano y de su lado masculino y femenino. En la época del oscurantismo medieval e inquisición Española, se aseguraba que la mujer era más corrompible por el demonio y la brujería que lo que era el hombre - todo esto por la caída en la tentación de Eva en el paraíso.

De tal manera, el hecho de usar la mano izquierda pasó a considerarse como una forma de manchar las cosas "puras o derechas". Las personas zurdas eran consideradas víctimas de brujería y del posterior azote de la inquisición.

Todo esto poco y nada tiene que ver con las ideologías políticas de Derecha e Izquierda. Estas derivaron del lugar que ocupaban en el parlamento francés tras la Revolución Francesa los conservadores (a la derecha) y los republicanos (a la izquierda).