16 de noviembre de 2007

Alvar Núñez cabeza de Vaca.

Los relatos de viajes, ya sean ficticios o reales, han ejercido siempre gran fascinación a los lectores. Desde Marco Polo y Cristóbal Colón hasta Frodo y Sam de El Señor de los Anillos, los viajeros son admirados y hasta envidiados por sus hazañas.

Tal es el caso del español Alvar Núñez cabeza de Vaca, cuyas andanzas por América lo han llevado a publicar en 1542, su libro autobiográfico: Naufragios. Lo admirable de este conquistador español es que no se le conocen, o al menos no se le reprochan, malos tratos para con los nativos.

Hacia 1527, la búsqueda de oro lo llevó a integrar una expedición de 300 hombres, de los cuales sólo sobrevivieron cuatro, entre los cuales estaba Alvar. Ocho años estuvieron perdidos, vagando entre los actuales territorios del sur de EE.UU y norte de México.

Durante un tiempo estuvieron cautivos de los indios Ananarivo, pero los conocimientos de medicina de Alvar Núñez le valieron el respeto como curandero u hombre sabio. Lograron escapar del cautiverio hacia el año 1535, hasta dar con un grupo de expedicionarios europeos.

Cuando volvió a España, en 1537, la corona le otorgó el título de Segundo Adelantado del Río de la Plata. De esta manera volvió a América, pero al sur de nuestro continente. Recorriendo una extensión de casi 1.500 km, a través de las actuales selvas del sur de Brasil, Paraguay y norte de la Argentina, esta expedición fue la descubridora de las fabulosas Cataratas del Iguazú.

Tuvo conflictos con colonos españoles debido a no estar de acuerdo con el mal trato sistemático al que éstos sometían a los indígenas. A su vez, los primeros lo acusaban de haber abandonado los objetivos originales de la expedición: la de buscar el oro que creían ellos, abundaba en los reinos nativos.

Volvió a España en 1544 bajo arresto. El Consejo de Indias lo desterró a Africa, pero ocho años después fue indultado por Felipe II, que lo nombró juez en la corte de Sevilla. En esta ciudad fallecería en el año 1560.

1 comentario:

jorge dijo...

Nicklaus:
Acerca de Alvar Nuñez, cuyos "Naufragios" leí encantado en mi adolescencia, tuve oportunidad de leer más tarde alguna opinión revisionista (lamentablemente, no recuerdo de quién) donde se lo tildaba directamente de embustero. Son tan increíbles sus aventuras que dan pie a la duda, pero estas controversias son inútiles, dado que no se apoyan en ninguna prueba documental. Le concedo el beneficio de la duda y lo sigo admirando.

Felicitaciones (con atraso) por tu síntesis del Beowulf. No es un libro fácil de resumir. Diste un buen pantallazo de la trama.
En cuanto a la película a estrenarse, Hollywood tiene un bien ganada fama de asesino de la historia, por las amplias libertades que se toma (con derecho, si se aclara que es una ficción). Esperemos

Saludos