2 de diciembre de 2007

La historia tergiversada.

Es común ver en internet una gran cantidad de sitios destinados a informar acerca de misterios y secretos de la historia, enmarcados en una atmósfera lúgubre y hasta sensacionalista. Lo grave de los contenidos de estos artículos es que pueden llegar a ser tomados como verdaderos por lectores que quizás no estén del todo informados.

En estos días llegó a mis manos un artículo de este tipo de Machu Picchu, la fabulosa ciudadela inca, que afirma ser un rostro humano acostado perfectamente tallado en las macizas rocas de granito. Como no existe explicación empírica y hasta razonable alguna, y para aumentar aún más la indignación de los que amamos la historia, el artículo hace hincapié en la ayuda recibida por los visitantes del cielo...










Podemos ver en la imagen la comparación entre el Machu Picchu real y la imagen del artículo, manipulada digitalmente para mostrar un rostro humano.

No creo que seamos los únicos habitantes del universo. Pero resulta hasta cómico ver que los OVNIs, según esta clase de artículos, habrían construído no sólo Machu Picchu, sino también las Pirámides de Gizeh, Stonehenge, los templos Mayas y cualquier otra construcción fabulosa hecha por el hombre.

5 comentarios:

zUb dijo...

Aunque debes admitir, al igual que yo, que las leyendas de muchas de estas civilizaciones (en especial las americanas) indican que dioses extranjeros las civilizaron y despues de protegerlas se exiliaron para volver cuando fuera necesario. Y siempre tales dioses son muy superiores tecnologicamente a las propias civilizaciones, quiza eso no baste para excusar a los autores de ciertos articulos "basura", pero de que alimenta al misterio, pues si lo alimenta.
Saludos.

Bradomino dijo...

Es realmente curiosa la manía de mucha gente de explicar aquello que no sabe o no entiende mediante el socorrido expediente de las visitas de los benditos marcianos. Como si el hombre solo, a lo largo de miles de años, no hubiera tenido tiempo para imaginar y comprobar mil y una formas de hacer las cosas.
Que un avión de cientos de toneladas de peso pueda volar o que un barco hecho de metal pueda flotar hubiera parecido cosa del demonio a nuestros antepasados, y hoy es lo más normal del mundo. Proponer un sistema de comunicación instantáneo a distancia, o la reproducción de imágenes mediante el uso de una cámara oscura hubiera sonado a pacto con el demonio y llevado a la cárcel o al manicomio a más de uno en siglos pasados.
El hombre y su inteligencia tienen capacidad para todo esto y más aún.
Felicitaciones por el post. Hay que ir sacando tanta telaraña que llevan algunos en sus cabezas!

niklaüss dijo...

Jeje, es cierto eso! Muchas gracias por los commentarios.

Galileus dijo...

En el Perú, es muy común que a las formaciones rocosas, según el momento del día (por el efecto de la luz solar o lunar), se les atribuya alguna forma ya sea humana o animal. Coincidencia?... Sí. Al menos es lo que yo creo. Pero... intervención alienígena???.... Eso sí es ridículo, y hasta insultante.

Totalmente de acuerdo contigo!!!

Saludos galileanos!

Arturo Gómez Alarcón dijo...

Tienes razón Niko, está bueno este post, lo difundiré en mi blog. Saludos desde Lima.