25 de marzo de 2009

El chaco sudamericano.

El Gran Chaco consiste en una de las principales y más grandes regiones geográficas de Sudamérica. Los países por los cuales este ecosistema se extiende son Argentina (que posee una provincia llamada Chaco), Bolivia, Brasil y Paraguay. El vocablo chaco proviene del quechua chaku, que quiere decir "territorio de caza" y hace alusión, por supuesto, a la gran variedad de animales: tapires, ñandúes, yacarés, loros, monos, etcétera.

Históricamente, entre los pueblos originarios podemos encontrar a los matacos (entre ellos, los wichí) y los toba. En años previos a la llegada de los españoles llegaron del este los temibles chiriguanos, quienes se consideraban a sí mismos como hombres-tigre. Estos últimos, mantuvieron a raya no sólo a los poderosos incas, sino también a los españoles. Mientras que, desde el oeste, la zona recibió influencias de pueblos andinos y posteriormente, del Imperio Inca.

Entre los primeros europeos que exploraron la región, podemos nombrar al navegante portugués Alejo García, quien llegó al Alto Perú gracias a guías guaraníes, pero murió tras un ataque de los belicosos guaycurúes. Juan de Ayolas surcó ríos y terrenos inhóspitos para dar con la mítica Sierra del Plata, aunque también murió a manos de nativos. Hasta el famoso Alvar Núñez Cabeza de Vaca estuvo inmerso y perdido en esta región.

Vale aclarar que, aunque todas estas etnias terminaron sus días esclavizadas o muertas por manos españolas y europeas, los chiriguanos nunca fueron terminados de conquistar, manteniendo sus tradiciones casi intactas.

Fuente: Wikipedia.

1 comentario:

Alejandra dijo...

Me parece que se olvidaron de los pueblos vivos que actualmente habitan en la región, que son muchos:

"hay en el Chaco más de TREINTA Pueblos Originarios, con gran diversidad de lenguas y de expresiones culturales y espirituales muy ricas, que nuestros hombres y mujeres, ancianos y ancianas se encargan de transmitir y mantener vivas." (Declaración de los pueblos originarios del Gran Chaco Sudamericano).

Si los invisibilizamos, probablemente desaparecerán.