25 de julio de 2007

Errores o licencias del cine con respecto al Rey Arturo.
El cine es uno de los tantos formadores de opinión y muchas veces las películas históricas, basadas en novelas o hechos reales, se toman ciertas licencias que - al ojo del espectador - pueden ser tomadas como ciertas. El mito del Rey Arturo es uno de los más afectados en cuanto a esto.

Su mundo ha sido tópico de muchas películas. En todas, el director ha eliminado o cambiado nombres, personajes y hasta hechos... quizás para hacerlos más accesibles o en un giro de carácter más "marketinero".

En "Excalibur" (John Boorman, 1981), el padre de Arturo - Uther - es el encargado de clavar la espada en la roca que convertiría años después a su hijo en rey. Sin embargo, en la novela en la que la película se basa ("La Muerte de Arturo" de Malory), la espada ya estaba clavada desde hacía mucho antes. Otra licencia muestra al mago Merlín seducido y luego encerrado por la bruja Morgana. Remitiéndonos a la novela en cuestión, la encargada de semejante tarea, no es una bruja sino un hada y su nombre es Niniana.

Hacia el final de la película, el caballero Sir Perceval es el único que accede a la visión del Santo Grial cuando en verdad el elegido es Sir Galahad, hijo de Lancelot. En el film, también Perceval arroja la espada Excalibur al lago por orden de Arturo, cuando su reino ya está perdido. Según Thomas Malory, este encargo lo lleva a cabo Bedivere, otro de los caballeros.

En 1995 se estrenó "El primer Caballero" de Jerry Zucker. Si bien esta película se basa en una novela moderna del año anterior, la misma no respeta en casi nada a la historia del famoso caudillo britano. Para indignación de quien les escribe, la película nos muestra a Lancelot (encarnado por Richard Gere) como un muchacho de origen humilde, sin educación en armas. En toda la literatura artúrica, Lancelot es de origen real y francés, hijo del rey Ban de Benoic.

En la misma película, a la muerte de Arturo (Sean Connery), la reina Ginebra se casa con Lancelot, en una ceremonia con todas las pompas de una película romántica. También en esto, todas las obras literarias del tema coinciden: luego del reinado de Arturo, Ginebra se retira a un convento, para terminar allí sus días, sintiéndose culpable del adulterio cometido con Lancelot. Este, por su parte, entra en una ermita y no se sabe mas de él.

"Rey Arturo" (Antoine Fuqua, 2004) tiene de subtítulo la presumida frase "la verdadera historia que inspiró la leyenda", lo que nos hace suponer que está basada en el Arturo histórico mas que en el de la literatura. Pese a todo, encontramos varios errores. La película hace referencia al presente retiro de las legiones romanas de la isla. Indagando en la historia real, podemos saber que esto en verdad fue medio siglo antes.

En la película, el espectador puede ver como los invasores sajones utilizan ballestas, sin saber en verdad que ese arma fue llevada mucho tiempo después a Britania. Como para cerrar, lo que se ve en la pantalla es a una reina Ginebra guerrera, de origen picto (tribu escocesa). Sin embargo, en la primer obra literaria que hace referencia a Arturo y su corte, la "Historia Regum Britanniæ" de Geoffrey de Monmouth, Ginebra es una doncella de sangre romano-britana.